Cuando vayas a comprar tu televisor o monitor que no te hablen de 4K: lo correcto es usar el término UHD

Sharing is caring!

4k
Es una de las tendencias en lo que a televisores se refiere en la última mitad de 2016 pero sobre todo en el arranque de 2017. Estamos hablando de los televisores 4K, perdón, UHD. Tanto es así que por estas páginas hemos visto listas con los modelos más interesantes y la Ultra Alta Definición jugaba un papel fundamental.

Esta presencia cada vez mayor puede hacer pensar a los posibles compradores si les interesa hacerse con un modelo UHD en la actualidad u optar por un modelo Full HD, más barato y que puede dar un rendimiento igual de bueno que un televisor con más resolución. Y es en este momento cuando las marcas, empresas y dependientes quieren aprovecharse de nuestro consumismo para vendernos el término 4K. Una terminología que no resulta correcto aplicar en este caso, en de los televisores, por una serie de razones que vamos a ver a continuación.

El problema viene dado porque la mayoría de las empresas, por no decir todas (y aquí englobamos a fabricantes y distribuidores) están haciendo uso del término 4K cuando lo correcto es usar la terminología UHD (Ultra High Definition). Una diferencia importante que ahora pasamos a ver.

4kY es que por mucho que nos quieran vender la moto, UHD (Ultra High Definition) no puede usarse como sinónimo de 4K. Unas diferencias mínimas pero latentes son suficientes para pedir que no nos vendan gato por liebre. Unas diferencias que sobre todo afectan a la resolución y la calidad que ofrecen estos dos sistemas.

En el caso del UHD la resolución queda algo por debajo de la ofrecida en el sistema 4K y así mientras en el primero nos encontramos con 3.840 x 2.160 píxeles de resolución y una relación de aspecto de 1.78:1 en el caso del 4K las cifras exactas son 4.096 x 2.160 píxeles de resolución y una relación de aspecto de 1.9:1.

Pero ¿de donde vienen estas diferencias?

4K o como es más correcto, DCI 4K, es un sistema pensado sobre todo para el cine y de ahí la relación de aspecto usada. Una relación muy difícil de llevar a la gran pantalla que hizo que se tuvieran que perder esos “pixeles despistados”. En total 256 píxeles de más en 4K respecto al sistema UHD.

Y es en esta diferenciación de cine versus televisión donde se basan estas diferencias. Y es que hablamos de la relación de aspecto, algo que como ya hemos visto arriba no coincide en ambos campos. De hecho si la televisión adoptara este formato veríamos dos bandas negras a los lados para ajustarnos a la imagen del cine al reproducir imágenes en 4K. Un paso muy poco estético que obligó a los fabricantes a ese pequeño recorte en aras de lograr la imagen de pantalla total.Resoluciones

Pero hay más diferencias en lo referente a prestaciones entre DCI 4K y UHD. Y la primera de ellas la vemos en el vídeo, pues en 4K se ofrece vídeo de 12 bits 4:4:4 mientras que en UHD se queda en vídeo de 10 bits y 4:2:2. Excelente, no hay duda, pero no es lo mismo y eso hay que dejarlo claro desde el principio sin que tengamos que leer la letra pequeña en la caja del televisor cuando llega a casa.

Si quieres vender busca un nombre con gancho4k

Sin embargo en ese paso de la relación de aspecto 1.9:1 a 1.78:1 se olvidaron de cambiar las siglas 4K a UHD. Estamos por lo tanto hablando de pantallas que no son 4K y sí que son 2160p, la terminología que se debería usar al menos si atendemos a las anteriores denominaciones como 720p o 1080p.

El problema es también cuestión de marketing y de imagen a la hora de propiciar las ventas. Si el cliente va a la tienda o mira en la correspondiente web un televisor UHD no tiene la misma fuerza el sello 4K en dorado y en grande, que 2160p. Una denominación corta y mucho más potente que hace pensar al comprador que está adquiriendo un dispositivo de nueva generación, nada que ver con el Full HD 1080p que tiene en casa y eso es algo que con la denominación 2160p quizás no ocurriera.

Y eso lo vemos en las cajas y en los stands publicitarios. La etiqueta que lucen los televisores, salvo honrosas excepciones suele ser 4K, en grande, bien visible y luego ya algo más apartada o de forma menos llamativa vemos UHD.

Con UHD Premium la UHD Alliance intenta aclarar las diferencias para despejar dudas al usuario

Y en esas estamos cuando llega la UHD Alliance, una asociación en la que participan grandes empresas del sector como Samsung, Sony, LG, Netflix, Disney… y nos comienzan a hablar del Ultra HD Premium, un nuevo estándar de calidad de imagen que busca aclarar las diferencias que hay entre 4K y UHD.

Y no, no es que Ultra HD Premium sea un nuevo sistema, es más bien una guía, un sistema de garantías que sirvan al usuario para que sepa que el producto que adquiere se enmarca dentro de una línea que cumple con unos determinados requisitos de calidad:

  • Resolución de la imagen: 3840×2160 píxeles
  • Profundidad de color de bits: señal de 10 bits
  • Paleta de colores (Amplia gama de colores)
  • Señal de entrada: representación del color BT.2020
  • Pantalla Reproducción: Más del 90% de los colores P3
  • Alto rango dinámico: HDR SMPTE EOTF ST2084
  • Brillo/nivel de negro: de 1000 nits de brillo y menos del 0,05 nits en nivel de negro
  • Brillo/nivel de negro: Más de 540 nits de brillo y de menos de 0,0005 nits en nivel de negro

Cuestión de cifras 4k 1080p

Lo que al final queda claro es que vivimos una época en la que las marcas y los distribuidores buscan atraer al consumidor de la forma más eficaz posible y si para ello se han de usar términos no del todo correctos no pasa nada. Buscar nombres llamativos que nos lleven a comprar un producto y que se sirven del desconocimiento por parte del público en general.

Denominación

Resolución

Otros nombres

8K

7.680 x 4.320 píxeles

8K

4K DCI

4.096 x 2.160 píxeles

4K

UHD

3.840 x 2160 píxeles

4K, UHD

2K

2.048 x 1.080 píxeles

2K

WUXGA

1.920 x 1.200 píxeles

Widescreen Ultra Extended Graphics Array

1080p o Full HD

1.920 x 1.080 píxeles

Full HD, FHD, 1080p, 2K

720p o HD

1.280 x 720 píxeles

HD, Alta Definición

Y en el caso que nos ocupa hemos visto como de un tiempo a esta parte hemos pasado por casi todas las resoluciones que se ofrecen en la tabla. Es cierto que 2K y 8K están por ahora reservadas a móviles sobre todo y a productos de muy nuevo cuño en el segundo caso, pero el resto… hemos visto de todo y con todos y cada uno de los avances hemos ido cayendo. Y es que cuando parecía que con el Full HD lo teníamos todo, van y nos convencen para pasar al 4K, el techo, lo más top… por ahora

Y para cuando ya tenemos las ideas más o menos claras, tenemos claro el concepto de 4K y UHD, van los fabricantes apuestan por nuevas nomenclaturas. Así podemos tomar como ejemplo a Samsung, que denomina a sus televisores cómo SUHD, algo que no es sino una marca comercial con la que distinguir a sus nuevos televisores LED de gama alta.

Vivimos en una época complicada en la que la tecnología avanza a pasos de gigante. Una mezcla letal al asociarse con el consumo más salvaje que nos obliga a ir siempre con pies de plomo para que al menos sepamos con claridad lo que compramos y no nos den, cómo se suele decir, gato por liebre. Para ello contamos con una gran cantidad de información al alcance de la mano, la cual tenemos oportunidad de usar para nuestro beneficio y eso es algo que no debemos dejar pasar.

En Xataka SmartHome | No pienses que tu flamante tele 4K estará a la última mucho tiempo, los paneles 8K están a la vuelta de la esquina

También te recomendamos


¿En qué consisten los ETF y qué ventajas tienen con respecto a las acciones?


LG desvela los precios de sus nuevos televisores Super UHD y no son precisamente baratos


No pienses que tu flamante tele 4K estará a la última mucho tiempo, los paneles 8K están a la vuelta de la esquina


La noticia

Cuando vayas a comprar tu televisor o monitor que no te hablen de 4K: lo correcto es usar el término UHD

fue publicada originalmente en

Xataka Smart Home

por
Jose Antonio

.